Determinación y Coraje

Siempre lo has escuchado, siempre te han dicho que no has de negar tus emociones si no abrazarlas, vivirlas, aceptarlas y  observarlas y que de esa forma ocurrirá la sanación. ¿Pero,  por qué se curan las heridas de una forma tan pasiva, sin hacer aparentemente nada mas que eso?autoobservacion

Simplemente porque no es cierto que no hagas nada. El primer paso es tener el coraje y tomar la determinación de observarte a ti mismo. Y digo coraje y determinación porque hacen falta buena dosis de ambas para llegar a buen puerto.

Coraje porque hay que estar realmente decidido a enfrentarte a lo que sea que surja en tu interior, a lo que sea que emane y aparezca. Cuántos de nosotros en un momento determinado hemos decidido que preferíamos cerrar los ojos, por si lo que veíamos no nos gustaba o no sabíamos manejarlo. Pero es que cuando tienes el coraje de hacerlo, ese coraje ha de ir necesariamente acompañado del convencimiento interior de que sea lo que sea que surja, no eres tú  sino algo que se está manifestando en tí enviándote un mensaje, pero no eres tú, lo que tú eres no reside ahí. Pero hace falta tener el coraje para enfrentarlo y aceptarlo. Y, como decía al principio, además, abrazarlo.

Y luego hay que tener mucha determinación, porque os aseguro que no es fácil. Estamos tan acostumbrados a ser las marionetas de nuestra mente, que sin darnos cuenta nuestros pensamientos van saltando de un sitio a otro alejándonos de lo
que estamos haciendo en el ahora. Hace falta mucha constancia y voluntad para mantener la mente en el momento presente y simplemente observarte.

Bien, pues cuando tomas el coraje y la determinación real de observarte por dentro, de observar qué es lo que ocurre dentro de ti cada vez que se abre una flor, cada vez que alguien te sonríe, cada vez que estás en un atasco, entender que se enciende en tu interior para hacerte reaccionar ante la acción de alguien, de observar qué es lo que genera dolor en la boca del estómago o por qué nuestro corazón empieza a palpitar al escuchar una palabra en concreto dicha en un momento y no en otro y pronunciada por una persona y no por otra ….  Cuando haces eso, se va produciendo poco a poco una transformación… y un día ocurre el milagro.

Ese día en que súbitamente, como ocurren las cosas verdaderas, un flashazo te hace entender y aceptar cuál es el origen de aquello que tanto dolor te causa. Y al entenderlo, al hacerlo consciente se empieza a desarrollar dentro de ti una amplitud en la que se libera aquello que estaba tapado por tu mente hasta ese momento, una relajación y una serenidad que hace que la herida, si la había, empiece a curarse a de verdad. Y sólo podría definir esa amplitud como paz interior.

Es en ese preciso momento en el que eres capaz, como hacemos las madres, de transmutar la energía del dolor en energía de AMOR. Es en ese preciso momento en el que entiendes que nada es importante, que nada ocurre fuera, que todo está dentro de ti… y es desde dentro de ti desde donde se produce la magia, porque tienes en tu interior la capacidad para ser un verdadero alquimista que transmute todo aquello que llegue en lo que quieras transmutarlo, está en tí decidir si quieres transformarlo en AMOR, AMOR A LA VIDA, AMOR AL PRÓJIMO, AMOR A TI, y está también en ti si prefieres dejar que se estanque dentro y termine generando odio, miedo, ira, etc  hacia el mundo y hacia ti.

Sí, la curación ocurre cuando tienes el coraje y la determinación de observarte.

El niño interior

niño interior

Todos estamos aquí para aprender unas lecciones y llevar a cabo una misión.

Las lecciones las vamos aprendiendo en la medida en que vivimos nuestra vida con consciencia, observando las consecuencias de nuestros actos y eligiendo cuales son los que mas nos acercan a ese punto de quietud que nos permite sentir bien con el mundo. La vida ya se encarga de mostrarnos las lecciones que hemos de aprender y sólo hemos de poner nuestra presencia en el proceso. Estar presente es estar en el ahora. Y si las lecciones no las hemos aprendido, tranquilos, que la octava seguirá repitiéndose hasta que consigamos salir de la recurrencia.

¿Pero cuál es nuestra misión en la vida? Hace tiempo leí que una ayuda para saber cuál es nuestra misión  era simplemente recordar lo que mas te apasionaba cuando eras un pequeñín y aún te movías al margen de las “imposiciones sociales”.

Descubrir en mi misma que eso es verdad, no sólo me llenó de una profunda paz interior, de una certeza, pero además me mostró que el día que “enterramos” a nuestro niño interior, encerramos con él a nuestro Ser y lo hicimos en un lugar a donde solo nosotros tenemos acceso.

Nadie puede venir a liberarlo, sólo nosotros podemos hacerlo.

No dejéis pasar un día sin haber hecho un poquito mas grande la grieta que encarcela a lo que somos para que se pueda manifestar lo que está oculto. No esperéis que nadie venga a entregaros la llave de vuestra cárcel. Cada uno tiene que recorrer su camino (“el quinto camino”), que será el que le permita abrir la puerta y encontrar su tesoro mas preciado, ése que ya de niño ERA.

Mi belleza

angel

No me ensucia reconocer lo que creo mis errores, porque al ser reconocidos dejan de serlo para convertirse en mi sabiduría de vida.

No me ensucia ni rebaja reconocer mis puntos débiles. He venido aquí para aprender y  experimentar y es lo que hago a cada instante, con todas sus consecuencias. No puede aprender a caminar aquel que no ha caído. Y sé que cuando caigo experimento el miedo y el vértigo de la caída, sordo, intenso y siento mis heridas y el dolor que me ocasionan, pero no me quedaré en el barro, me pondré en pie cada vez, y cada vez que vuelva a caer seguiré alzándome …. con la cabeza alta y la felicidad que da saber que estoy viviendo aquello que un día elegí y que aunque hoy a veces no entienda, se que es lo que me hace humana, lo que le da la maestría a mi vida.

Elijo amar por encima de mi dolor. Soy humana y soy perfecta como soy, porque alcanzo la perfección abrazando mis imperfecciones, abrazando mis debilidades  y viendo en ellas la belleza que me conforma. Lo mas bello jamas creado!

Por eso, cada vez que me veas llorar, cada vez que me veas en el barro, no creas que estoy hundida, no, piensa que estoy aumentando mi sabiduría, mi belleza y alégrate conmigo porque estoy aprendiendo herramientas que tal vez un día te ayuden a mitigar tu caída, que tal vez un día nos ayuden a enfilar hacia el Sol!

ave fenix

Cada pieza en tí es perfecta, sólo que a veces ha de ser cambiada de sitio, y para encontrar el lugar donde mejor encaja has de deshacer el puzzle que te forma.
Pero no tengas miedo a romperte, sólo podrás rehacerte si permites que caigan al suelo los trocitos de quien crees que eres y sentir ese vacío, ese dolor, que te recorre las visceras

……. solo entonces, como el Ave Fénix, resurgirás de tus cenizas para empezar a ser lo que eres y dejar de ser quien creías que eras.

Sentarse a Vivir

sentarse y descansar

Con demasiada frecuencia vagamos por la vida tirando de losas, muchas propias, otras ajenas.

Losas propias que cargamos cuando creemos que las equivocaciones nos rebajan, nos ensucian, porque a veces no entendemos que el dolor nos enseña cuando tenemos el coraje de abrazarlo. Demasiado tiempo….

Losas ajenas que no nos pertenecen porque no entendemos que entregarse no es echar a la espalda el sufrimiento ajeno ni asumir en nosotros la responsabilidad de una sanación que no es la nuestra.  

Y en ese deambular nos rompemos y cuando permitimos que así sea  lo único que queda es sentarse y descansar, recoger las piezas, observarlas y montarlas porque ya nada sobra, todo ha servido.  Porque cuando permitimos que de cada recoveco emane lo que hay en nosotros, nos convertimos en lo mas bello y, entonces, romperse es el primer paso para construir al nuevo Hombre.

Nada hay que buscar, nada hay que aprender porque ya lo tienes todo, ya lo sabes todo. Ya solo queda reponer fuerzas y Ser. Nada que hacer, solo Ser. Disfrutar y Vivir. Disfrutar del trabajo realizado es la recompensa. Y no hay mejor recompensa que permitirte Ser.

Mañana será otro día en donde tal vez haya que volver a empezar de nuevo, pero ahora toca descansar!

Gracias Maestra!

Ser la Eternidad

fractal de la eternidad

Vivir el momento presente es ganar la eternidad del instante en el que eres.

Tu plenitud está ya ahora y el ego siempre imaginará un mundo diferente que te hará desear o rechazar aquello que no es. Sucumbir al producto de la mente es perder la batalla contigo. No necesitas gustar a nadie, recibir nada de nadie, ser querido por nadie. Solo amar lo que ya eres

Mi fuerza

391336_hormiga_puesta_sol_20110705101204Solo en ti hallarás la fuerza que te llevará al sol. Lo demas, distracciones del camino. Golosinas que te tientan pero no te aportan. Sólo en ti están las herramientas que necesitas porque en otro tiempo, hace ya, te las regalaste a ti mismo. Lo demas distracciones del camino. Cantos de sirena.