Batiendo las alas

 

alas 2

A solas contigo, sentado frente a ti comienzas a sentir que, aunque tiznadas de negro, las alas son alas.

Y sus heridas de guerra expresan lo que en algún momento decidiste experimentar para crecer. Y esas heridas no restan sino suman cuando aprendes que crecer no es convertirse en mas, crecer es amar.

Y solo cuando amas, tu corazón entiende que no eres el tizón que cubre las alas, sino el ala que bate y se eleva, que surca los cielos, que protege y cobija.

Y así termina la vergüenza y con la sonrisa en los labios y el corazón henchido, te conviertes en herramienta al servicio de tu ser.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s